lunes, 15 de junio de 2015


DUERME


Duérmete en mis brazos, los mismos  que te arropan cuando estás despierta, y deja en ellos tus despreocupados sueños.
Ya sentí la paz entre mis manos cuando acaricié el viento o el agua; intuí su alma esas noches en las que la luna no dejaba de mirarme, pero, ahora, al rozar tu descanso con estas mismas manos, cobran vida esas sensaciones que casi tenía olvidadas.
Ya la noche ha dejado caer sus alas sobre tus ojos y solo queda saborear este tiempo en el que tú duermes y yo te contemplo.
Una música de silencio y  misterio envuelve tu sueño y solo con mirarte siento que estamos en otro mundo, un mundo en el que todo enmudece y la vista es el único sentido que nutre al alma.
Se adueña, de los dos, un romanticismo en el que sobran las palabras porque basta respirarlo.
Ignoro lo que sucede en ese mundo oculto en el que ahora vives, pero siento que me adentro en él y lo vivo contigo, porque mientras tú, dormida, sueñas, yo, despierto, también sueño.
Y mientras mi silencio vela tu silencio, tu suave respirar y el lento movimiento de tu pecho me hacen imaginar que nosotros somos ese mar del que nacen olas al impulso de una débil brisa.
Siempre quise ver de cerca a  la luna mientras duerme, pero ha bastado que mis ojos sobrevuelen tu rostro para que haya muerto ese deseo.
Construí un sinfín de leyendas sobre el mundo oculto de la noche: duendes, voces, historias…., pero al pasear la vista sobre tu blanca y dormida piel, quedan al descubierto esas mentiras y nacen las que nunca pude imaginar.
Y según pasa este tiempo en el que tú duermes y yo te contemplo, siento que vivimos en un cenobio donde todo lo que lo envuelve es místico y hasta creo que fue un ángel quien te inspiró el sueño.
Sigue durmiendo en mis brazos y deja que esta música de silencio nos envuelva.
Deja que respiremos este mundo en el que mientras tú, dormida, sueñas, yo, despierto, también sueño.

Abel De Miguel Sáenz
facebook: Abel de Miguel fraguadeversos

No hay comentarios:

Publicar un comentario